Fotografía ilustrativa del artículo
| 23 Mar 2024

Claves para ayudar a la salud de nuestro planeta

biodiversidad , contaminación , ecosistemas

Plantar un árbol, utilizar alternativas al plástico o apagar los electrodomésticos mientras no los utilizamos son algunas de las pequeñas acciones que podemos realizar de manera individual para contribuir a conservar y proteger el planeta. A ello hay que sumar las iniciativas que se desarrollan de manera coordinada con el fin de crear conciencia ecológica en la ciudadanía. Sus temáticas son variadas e incluyen las energías renovables, la eliminación de hábitos poco sostenibles o los programas de protección de la flora y la fauna. Cada aportación cuenta.

 

Son numerosos los desafíos que experimenta el medio ambiente y que requieren de la colaboración ciudadana y la adopción de prácticas sostenibles. El cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la presencia de plásticos en los océanos, la deforestación, la escasez de recursos o la contaminación del aire son algunas de las causas que motivan la creación de proyectos o planes que buscan mejorar la salud de la Tierra. Cada una de las contribuciones en este sentido, por pequeñas que sean, marcan un camino hacia la preservación de nuestro planeta y sus ecosistemas.

Los proyectos ambientales tienen como premisa cuidar el medioambiente.

Los proyectos ambientales son iniciativas impulsadas para la conservación y la protección del medio ambiente, creando conciencia ecológica, siendo conocedores de que nuestra presencia en la tierra deja huella, especialmente hídrica y de carbono, y motivando un futuro más sostenible. Entre los objetivos de estas actividades se encuentra, principalmente, la búsqueda de la sostenibilidad, es decir, encontrar el equilibrio entre las necesidades del ser humano y la cantidad de recursos existentes, evitando que, en el futuro, las próximas generaciones tengan problemas de abastecimiento. Este mismo objetivo es el responsable de la creación de proyectos basados en las energías renovables, la eliminación de hábitos poco sostenibles o los programas de protección de la flora y la fauna.

En otro orden de cosas, este tipo de iniciativas también tienen como objetivo la mitigación del cambio climático, con prácticas enfocadas en la reducción de gases de efecto invernadero, la adopción de tecnologías limpias o la protección de los sumideros de carbono. Asimismo, la educación y la sensibilización es otro objetivo crucial en este trabajo, educando a la población sobre las consecuencias negativas que pueden llegar a tener algunos hábitos o haciéndoles llegar prácticas responsables y respetuosas con el medio ambiente.

Trabajo de campo previo

Los proyectos ambientales requieren análisis previos para comprender el contexto y los desafíos concretos a los que se va a hacer frente. En primer lugar, es necesario identificar el problema ambiental concreto, evaluando su estado y evolución. Del mismo modo, es importante reconocer los recursos que se tienen y las capacidades financieras para emprender la iniciativa.

A continuación, es recomendable establecer objetivos que beneficiarían al medio ambiente, además de identificar cómo el proyecto afectaría al entorno y a las comunidades locales. Para continuar en el proceso, será conveniente buscar partes interesadas que proporcionen diferentes perspectivas y formen parte de la iniciativa para, finalmente, desarrollar un plan de acción con su índice correspondiente que sirva de guía.

Las iniciativas de ‘Andalucía, mejor con ciencia’ siguen esta línea de proceso, siendo proyectos de mejora del medio ambiente y el entorno. Hasta el momento se han desarrollado 23 y sus objetivos son muy variados: desde el aprovechamiento de las lombrices rojas como transformadoras de residuos hasta la instalación de refugios para especies animales locales o actividades que devuelvan la biodiversidad al río. Estas iniciativas trabajan implicando a diferentes agentes sociales para lograr un mayor impacto y que los resultados y soluciones obtenidas sean aplicadas desde las distintas instituciones públicas responsables.

‘Vermi: para un mundo más sostenible, la lombriz es increíble’, uno de los proyectos de ‘Andalucía, mejor con ciencia’ realizado alumnos de Secundaria.

A pesar de que, profesionalmente, se lleven a cabo este tipo de proyectos, hay actividades que, individualmente, podemos llevar a cabo cada uno de nosotros y nosotras, desde plantar un árbol hasta utilizar alternativas al plástico o apagar los electrodomésticos mientras no los utilizamos.

Proyectos ambientales

La Fundación Descubre te propone cinco actividades sencillas y enfocadas en diferentes categorías (hábitat, desechos, agua, energía y voluntariado) que podemos llevar a cabo para fomentar un futuro más sostenible y unas próximas generaciones más concienciadas en la importancia de cuidar nuestro planeta:

  • HÁBITAT) Adopta un parque: hazte con una zona verde en tu vecindario y coordina con la gerencia del parque para plantar y mantener una sección. Investiga el impacto de los espacios verdes en una comunidad y desarrolla una campaña publicitaria para promover el uso del parque. También puedes conseguir que tu propia casa tenga un enfoque amable con nuestro planeta, evitando el consumo excesivo de recursos.
  • DESECHOS) Vende lo que ya no usas: Infórmate acerca de los beneficios de la reutilización y el reciclaje. Planifica y organiza una venta de garaje de artículos reutilizables en la escuela, promocionando la venta en los sitios web de la escuela y otros sitios orientados a la comunidad. Elige una ONG comunitaria como beneficiaria.
  • AGUA) Ahorremos agua y concienciémonos: Investiga y estudia las necesidades y el uso del agua en la comunidad. Aprende estrategias de conservación de la oficina de aguas. Diseña y publica una hoja con consejos sobre el ahorro de agua para repartir a padres y residentes de la comunidad, y crea un libro para colorear que ilustre los consejos para los residentes más pequeños de la comunidad.
  • ENERGÍA) Compras locales: Analiza el impacto ambiental del transporte de productos y materiales a diferentes partes del país y a todo el mundo. Visita los negocios locales para aprender más sobre los productos y servicios que se producen localmente en tu región. Diseña y desarrolla una campaña de medios electrónicos local para alentar a los miembros de la comunidad a que compren localmente.
  • VOLUNTARIADO) Emergencias comunitarias: Infórmate sobre la preparación para desastres (terremotos, inundaciones) y la seguridad dentro de la comunidad usando Internet y entrevistando a expertos locales. Usa la información para crear un plan de preparación para emergencias para la comunidad.

¿Quieres saber más? En este listado podrás conocer 55 ejemplos de proyectos ambientales diferentes dirigidos a paliar las consecuencias del cambio climático en diversos ámbitos.

Y recuerda: cuidar el medio ambiente nos beneficia a todos y a nuestras generaciones futuras. La semilla que plantemos hoy será un gran árbol del mañana. ¡Cada gesto cuenta!

Últimas noticias

Las abejas son más sensibles a los plaguicidas a causa del cambio climático

En las últimas décadas se han observado descensos muy importantes en las poblaciones de abejas, que están vinculados a factores como el cambio climático, los cambios en los usos del suelo, la llegada de nuevos enemigos naturales o el uso de plaguicidas.

Sigue leyendo

La disminución de presas impulsó la extinción de los depredadores en la península ibérica

Utilizando el registro fósil de alta resolución de mamíferos de la península ibérica, una investigación internacional en la que participan la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) ha reconstruido una serie temporal de redes tróficas que abarca más de 20 millones de años, revelando tendencias a largo plazo en las interacciones depredador-presa.

Sigue leyendo