Fotografía ilustrativa del artículo
| 01 Jul 2021

Las ciudades envejecidas y con inviernos cálidos poseen una mayor presencia de especies exóticas en los parques urbanos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana y la Universidad de Cádiz ha analizado las relaciones existentes entre las características de las plantas leñosas de los parques urbanos españoles con las condiciones climáticas y socioeconómicas de las ciudades en que se encuentran. El equipo científico ha analizado 46 parques de 23 ciudades peninsulares diferentes. De las 486 especies encontradas en los parques, 400 eran exóticas.

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) y la Universidad de Cádiz (UCA) concluye que las ciudades con una mayor presencia de especies exóticas son aquellas que tienen una población más envejecida y que presentan una diferencia de temperatura mayor entre verano e invierno. El trabajo se ha realizado en colaboración con la Universidad de Constanza (Alemania).

El grupo de investigación, liderado por Montserrat Vilà de la EBD-CSIC y Óscar Godoy de la UCA, ha estudiado de qué forma pueden influir tanto el clima como las condiciones sociales y económicas de las ciudades en los rasgos de las plantas que componen los parques, y en la proporción de especies exóticas establecidas que aparecen en ellos. Para ello, han analizado 46 parques de 23 ciudades peninsulares diferentes.

El Dr. Álvaro Bayón de la EBD-CSIC, primer autor del estudio, indica que “de las 486 especies encontradas en los parques y jardines, 400 eran exóticas». Entre ellas destacan el ciprés común (Cupressus sempervirens), oriundo de las costas orientales del mediterráneo y naturalizado en prácticamente toda la península ibérica, o la falsa acacia (Robinia pseudoacacia), nativa del este de los Estados Unidos e invasora en nuestro país. Bayón destaca la necesidad de incluir en la regulación española tanto a estas como a otras especies invasoras plantadas en los parques urbanos, y lamenta que estos árboles sigan estando presente en más de la mitad de los parques estudiados.

Entre los resultados más relevantes al analizar los rasgos de las plantas, destaca la mayor presencia de plantas con flores grandes y bonitas en lugares con inviernos menos fríos. El grupo de investigación considera que este efecto se debe a la preferencia por esos rasgos estéticos en las ciudades donde los inviernos son más benignos.

Durante el estudio, también han encontrado relaciones entre la presencia de especies exóticas con variables demográficas. Específicamente, el equipo científico indica que la proporción de especies exóticas aumenta allí donde los habitantes son más ancianos y los hogares son más numerosos. «En el parque de Doña Casilda Iturrizar en Bilbao, donde la edad mediana es de 46 años, cuatro por encima de la media de las ciudades estudiadas, tenemos hasta un 86 % de especies exóticas», indica Bayón, «mientras que, en el parque del Jarama, de Coslada, donde la edad mediana es de tan solo 39 años, tan solo el 29 % de las especies leñosas son exóticas».

Aunque es cierto que la gente joven tiende a preocuparse más por el medio ambiente, también es cierto que los árboles exóticos son muy populares. Sin embargo, la población general no suele tener un papel activo en la toma de decisiones sobre qué especies se deben plantar. Por ello, es necesario, según el equipo científico, llevar a cabo análisis sociológicos más precisos que permitan encontrar las causas subyacentes de estas correlaciones.

Por otro lado, también han comprobado que hay relación entre el rango anual de temperaturas —la diferencia de temperaturas entre invierno y verano— y la proporción de especies exóticas naturalizadas, esto es, que ya se encuentran establecidas en el medio natural. «De entre los parques estudiados, aquellos donde la proporción de especies no nativas establecidas es mayor es el de San Francisco, de León, donde el 100 % de las exóticas están establecidas, y el Delicias de Arjona de Sevilla, donde lo están el 88 %, ambas ciudades con alto rango de temperaturas», indica Godoy. «En zonas que tienen un rango de temperaturas por debajo de la media, como Pamplona, tienden a presentar parques con menor proporción de especies exóticas, como el parque Yamaguchi, con el 35 % de las exóticas estando establecidas, o el de los Enamorados con el 29 %».

«Estos resultados nos ofrecen datos de base para comprender y predecir el establecimiento de plantas introducidas como ornamentales, y nos ayudarán a mejorar los sistemas de prevención para evitar invasiones biológicas futuras», asegura Vilà.

Referencia:

Bayón et al. 2021. Proportion of non-native plants in urban parks correlates with climate, socioeconomic factors and plant traits. Urban Forestry & Urban Greening. DOI: https://doi.org/10.1016/j.ufug.2021.127215

Últimas noticias

Zorzales, codornices y pinzones son más propensos a tener garrapatas

Un nuevo estudio analiza la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años.
Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas.

Sigue leyendo

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo