Fotografía ilustrativa del artículo
| 18 Abr 2023

Se detectan mariposas singulares o en regresión en los parques del área metropolitana de Barcelona

Autoría: Pau Guzmán

Fuente: CREAF

bioindicadores , mariposas , SBN , soluciones basadas en la naturaleza

El Observatorio metropolitano de mariposas mBMS publica su cuarto informe de resultados y anuncia el hallazgo de siete especies propias de ambientes naturales y maduros en medio de los parques metropolitanos, algunas en regresión en Cataluña.

Es el resultado del esfuerzo realizado por un equipo de 67 personas voluntarias durante cuatro años que salen a explorar los parques y playas metropolitanas cada 15 días. «Estas mariposas son típicas de hábitats naturales, por eso aquí hay pocos individuos, y es esa poca cantidad de ejemplares lo que requiere tiempo e insistencia para encontrarlas» remarca Joan Pino, director del CREAF, catedrático de ecología de la UAB y codirector científico del mBMS.. De ahí que los autores del informe indiquen que es probable que se encuentren nuevas en los próximos años.

Los prados floridos funcionan

El hallazgo refuerza la estrategia del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) de aplicar Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN) en la gestión de la Red Metropolitana de Parques y Playas, que en este caso se concreta en potenciar los llamados prados floridos, superficies de vegetación sometidas a pocas siegas, ausencia de riego y libres de herbicidas y fitosanitarios. “Los resultados del mBMS indican que los parques con prados floridos mantienen poblaciones de mariposas a niveles similares a las formaciones herbáceas naturalizadas que hay alrededor de los parques”, afirma Jordi Bordanove, coordinador de Servicios de Gestión de Parques y Playas del AMB. Los prados floridos metropolitanos proveen alimento en forma de néctar a los adultos, así como de plantas donde hacer la puesta. Para aumentar las posibilidades de encontrar más especies y ejemplares, el proyecto de ciencia ciudadana impulsado por el AMB, en colaboración con el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (IERMB), el centro de investigación en ecología CREAF y el Laboratorio Metropolitano de Ecología y Territorio de Barcelona (LET) hace público que este 2023 amplía los lugares donde se puede participar y pasa de 26 a 31 parques y playas metropolitanos y hace un llamamiento a la ciudadanía para unirse al proyecto para ampliar el conocimiento sobre estos insectos bioindicadores.

La mariposa llamada bandera española (Anthocharis euphenoides) es una especie propia de bosques mediterráneos y bosques de ribera naturalizados detectada por primera vez en el mBMS en 2022. Autora: Clara Boloix, voluntaria del mBMS.
La mariposa llamada bandera española (Anthocharis euphenoides) es una especie propia de bosques mediterráneos y bosques de ribera naturalizados detectada por primera vez en el mBMS en 2022. Autora: Clara Boloix, voluntaria del mBMS.

Siete especies singulares

Las prospecciones de mariposas llevadas a cabo por el voluntariado también han permitido localizar a diversas especies singulares. Estás son, por un lado, propias de bosques mediterráneos y bosques de ribera naturalizados, como la aurora (Anthocharis cardamines), la bandera española (Anthocharis euphenoides), la ninfa mediterránea (Limenitis reducta) y la blanca verdinerviada (Pieris napi), y por otro lado propias de prados naturales, como la medioluto iberica (Melanargia lachesis), la níspola (Coenonympha pamphilus) y la velada de negro (Coenonympha dorus). «Es un hallazgo importante porque las dos últimas especies se encuentran en regresión en todo el territorio catalán», constata Joan Pino.

El informe recoge también los resultados generales de la temporada 2022. El voluntariado del Observatorio ha contado 8.437 mariposas de 40 especies diferentes para el conjunto de parques y playas estudiados. Esto corresponde al 20 % de las especies presentes en Cataluña. Sin embargo, las especies que predominan en los parques y playas metropolitanas son aquellas cuyas orugas son capaces de alimentarse de muchos tipos de plantas –especies generalistas– y que también tienen una gran capacidad de dispersión, capaces de habitar ambientes naturales y ajardinados y atravesar la trama urbana. Son características necesarias para vivir en parques rodeados de ciudad. “Estos datos indican la necesidad de potenciar y mantener la infraestructura verde metropolitana por los bienes y servicios ambientales que proporcionan a la ciudadanía, pero también por su contribución a la conservación de la biodiversidad y porque permiten realizar un seguimiento de los impactos del cambio global”, recalca Joan Marull, director del Departamento de Ecología y Territorio del IERMB y codirector científico del mBMS.

Un equipo de 67 personas voluntarias

Los datos del mBMS los obtienen personas voluntarias que han fidelizado su participación a lo largo de las diferentes ediciones, con ganas de aprender, participar e implicarse en el conocimiento de las mariposas metropolitanas. En estos momentos se ha consolidado una comunidad que se reparte la treintena de parques y playas metropolitanas y que salen cada 15 días a explorar su parque o playa asignado. Es una tarea que valoran muy positivamente, no sólo por su contribución a la ciencia, sino también por los beneficios positivos que les aporta personalmente. Todas estas personas siguen la metodología internacional BMS, del inglés Butterfly Monitoring Scheme (protocolo de seguimiento de mariposas) ampliamente utilizado en muchos países. Las personas que participan reciben una formación específica para aprender a identificar mariposas y poder realizar el seguimiento cada 15 días durante la primavera, el verano y parte del otoño.

Este 2023 el proyecto se amplía en cinco nuevos emplazamientos: parque de la Ermita (Castellbisbal), parque Nou (El Prat de Llobregat), parque de Can Buxeres (Hospitalet de Llobregat), la playa de Sant Adrià (Sant Adrià de Besòs) y el parque de la Solana (Sant Andreu de la Barca). Con esta ampliación se alcanza la cifra de 31 emplazamientos en total –26 parques y cinco playas–. stos espacios metropolitanos ocupan a menudo una posición intermedia entre el tejido urbano metropolitano y los grandes espacios naturales. Aunque son unos grandes desconocidos a nivel científico, acogen bastante biodiversidad y tienen un gran valor socioambiental. Pueden tener, además, un papel destacado en la conectividad ecológica del territorio, facilitando la entrada de la fauna nativa salvaje en las ciudades. Por eso, el proyecto se focaliza en las mariposas diurnas, que son muy sensibles y dan mucha información para poder valorar y mejorar la biodiversidad de diferentes hábitats, también de los metropolitanos. Para seguir aumentando el conocimiento de estos insectos bioindicadores, el proyecto tiene abierto un llamamiento a personas voluntarias que quieran recibir formación y se comprometan a realizar el seguimiento de mariposas en el parque o playa que le sea más cómodo.

Para participar, es necesario rellenar el formulario de inscripción en la página web del proyecto: http://mbms.creaf.cat/.

Últimas noticias

Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos.
Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo