Fotografía ilustrativa del artículo
| 22 Ene 2019

Un equipo del CSIC identifica una nueva especie de bacteria en la Gruta de las Maravillas

Fuente: CSIC

Bacillus onubensis es el nombre científico que el equipo ha dado a la nueva bacteria, que también ha sido detectada en el aire de otra cuenta andaluza, la Cueva del Tesoro en Rincón de la Victoria, Málaga. El hallazgo es fruto de las investigaciones del grupo de investigación “Microbiología Ambiental y Patrimonio Cultural”, que ha descrito un total de 22 nuevas especies de bacterias y 5 de hongos.

 

Un equipo de investigadores del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha identificado una nueva especie de bacteria en el aire de la Gruta de las Maravilla, localizada en Aracena, Huelva. El equipo científico ha denominado a la nueva especie como Bacillus onubensis, en referencia al gentilicio de la región, que a su vez hace alusión a Onuba, el nombre que daban los romanos a la provincia de Huelva. La investigación ha aparecido en el último número de Systematic and Applied Microbiology.

'Bacillus onubensis'

‘Bacillus onubensis’

Apunta Cesáreo Saiz-Jiménez, investigador del IRNAS, que si bien en primer lugar la nueva especie se identificó en la Gruta de las Maravillas, posteriormente también se encontró en el aire de la Cueva del Tesoro, en Málaga, a 318 kilómetros de distancia de la primera; situación que demostraría la distribución de la bacteria por varias cuevas andaluzas. En los últimos años, este equipo, que constituye el Grupo de Investigación “Microbiología Ambiental y Patrimonio Cultural”, ha descrito un total de 22 nuevas especies de bacterias y 5 de hongos, entre ellos el Aspergillus baeticus, aislado también de la Gruta de las Maravillas en el año 2012.

Observatorio Microbiológico de Cuevas

Explica Saiz-Jiménez que el proyecto nació como respuesta a la realidad de que las cuevas andaluzas no estaban siendo controladas desde el punto de vista microbiológico. “En este proyecto se proponía la creación de un Observatorio Microbiológico de Cuevas, donde a través de un estudio de la aerobiología de algunas cuevas andaluzas, se pudiera controlar los microorganismos presentes en el ecosistema, y poder detectar a tiempo aquellos brotes que pudieran comprometer la integridad de la cueva y sus pinturas rupestres, en el caso que las tuviera”, puntualiza el investigador.

La creación del Observatorio se materializó mediante la concesión de un Proyecto de Investigación de Excelencia de la Junta de Andalucía. En los años de duración del estudio el equipó visitó y muestreó, a lo largo de las cuatro estaciones del año, el aire de la Cueva de Ardales y Cueva del Tesoro en la provincia de Málaga, y la Gruta de las Maravillas en Aracena, Huelva. Aislaron un elevado número de bacterias y hongos, que fueron identificados a nivel de género y especie. Sin embargo unas pocas especies de bacterias y hongos resultaron ser desconocidas y nuevas para la ciencia, como la mencionada, Bacillus onubensis.

Más información:

Dominguez-Moñino I, Jurado V, Gonzalez-Pimentel JL, Miller AZ, Hermosin B, and Saiz-Jimenez C. Bacillus onubensis sp. nov., isolated from the air of two Andalusian caves. Systematic and Applied Microbiology 41, 167-172, 2018. DOI: 10.1016/j.syapm.2018.01.001

Últimas noticias

Zorzales, codornices y pinzones son más propensos a tener garrapatas

Un nuevo estudio analiza la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años.
Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas.

Sigue leyendo

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo