Fotografía ilustrativa del artículo
| 02 Ene 2024

El ADN de un pulpo da pistas sobre el último colapso de la capa de hielo de la Antártida

Fuente: Agencia SINC

Antártida , cambio climatico , pulpo

En el mar que rodea la Antártida, unos pequeños cefalópodos llamados pulpos de Turquet se arrastran por el fondo oceánico desde hace unos cuatro millones de años. Estos animales de unos 15 centímetros de largo (excluyendo los tentáculos) pueden pasar bastante desapercibidas.

Pero un estudio publicado en Science indica que el ADN de estos animales puede ayudar a determinar cuándo colapsó por última vez la capa de hielo de la Antártida Occidental (WAIS, por sus siglas en inglés).


Ejemplar de pulpo de Turquet. / David Barnes / Universidad de Australia Occidental

El colapso total de la WAIS tendría consecuencias devastadoras que se podría traducir en un aumento del nivel medio global del mar entre 3 y 5 metros.

En los últimos años, el calentamiento global de los océanos –provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero de la quema de combustibles fósiles— ha dejado la capa de hielo en una situación cada vez más precaria. Según un estudio de modelización publicado en Nature Climate Change, incluso en el mejor de los casos, el deshielo es inevitable. Pero conocer mejor su pasado podría servir para comprender lo que está por venir.

«Lo que hace importante a la WAIS es que también es el mayor responsable actual de la Antártida del aumento global del nivel del mar», señala Jan Strugnell, director del Centro de Pesca y Acuicultura Tropical Sostenible de la Universidad James Cook de Australia y líder del estudio que se publica ahora en Science.

Según Strugnell, “comprender cómo estaba configurado el WAIS en el pasado reciente, cuando las temperaturas globales eran similares a las actuales, nos ayudará a mejorar las proyecciones futuras de aumento del nivel del mar”.

Labores de muestreo en aguas de la Antártida. / Greg Rouse / Scripps Oceanography

Análisis de ADN de pulpos de los dos mares

El equipo recurrió al pulpo de Turquet (Pareledone turqueti) en busca de respuestas. Aunque estos animales viven en las aguas de todo el continente helado, sus poblaciones en el mar de Ross y el mar de Weddell están separadas por el infranqueable WAIS y rara vez se alejan de donde viven. Si los investigadores pudieran determinar desde cuándo se cruzan las dos poblaciones, eso podría dar algunas pistas sobre cuándo se derritió la capa de hielo por última vez.

En el estudio, los científicos secuenciaron el ADN de 96 pulpos Turquet de todo el continente, capturados accidentalmente por pescadores o guardados en colecciones de museos. Aunque el espécimen más antiguo era de la década de 1990, el análisis genético podría proporcionar una visión de millones de años atrás en el árbol genealógico del pulpo.

Una dura advertencia

El análisis genético reveló que los pulpos del mar de Weddell y del mar de Ross se cruzaron entre hace unos 54.000 y 139.000 años, durante un periodo conocido como el Último Interglaciar, una conclusión que coincidía con las sospechas de los científicos de que se había producido un colapso durante ese tiempo.

Las temperaturas medias mundiales rondan actualmente los 1,2 grados Celsius por encima de las medias preindustriales. Durante el Último Interglaciar, la Tierra era entre 0,5 y 1,5 grados Celsius más cálida que la media preindustrial, pero el nivel del mar era entre 4 y 7 metros más alto que ahora.

Aunque todavía no está claro cuándo se derritió el WAIS ni cuánto tardó, los científicos afirman que el estudio es una dura advertencia para el planeta.

Referencia:

Jan M. Strugnell el al. “Genomic evidence for West Antarctic Ice Sheet collapse during the Last Interglacial”. Science (2023).

Últimas noticias

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo

Un estudio analiza la distribución de los mosquitos transmisores de la malaria en España

Un estudio reciente coordinado por investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y el Área de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER-ISCIII) ha analizado la distribución del principal mosquito transmisor de paludismo presente en España.

Sigue leyendo