Fotografía ilustrativa del artículo
| 05 Feb 2019

Crece el número de ejemplares de aves acuáticas invernantes

El Censo Internacional de Aves Acuáticas Invernantes, que se realizó en enero de este año, ha contabilizado en el conjunto de humedales andaluces un total de 875.398 ejemplares pertenecientes a 99 especies de aves acuáticas. Estos resultados ofrecen valores muy superiores a la media de los últimos 15 años (742.552 aves de media), y confirman una tendencia creciente en la abundancia de aves que eligen las zonas húmedas andaluzas para pasar los meses de invierno. En cuanto a la diversidad de especies, se muestra estable a lo largo del periodo 2004-2019.

Doñana

Doñana

Cabe destacar, también, el récord histórico registrado en las cifras de morito común (24.747 aves), porrón europeo (18.765 aves), espátula (4.514 aves) y gaviota cabecinegra (1.644 aves).

Los trabajos de seguimiento han sido realizados por técnicos y Agentes de Medio Ambiente, contando con la participación de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), técnicos del Ayuntamiento de Motril y voluntarios. Se han prospectado más de 255 zonas húmedas, aunque los humedales andaluces con censos positivos han sido 233 (91%). Como ocurre desde el año 2004, el grupo de las anátidas es el que presenta una mayor abundancia durante este periodo fenológico, sumando el 44% de las aves censadas. En él se incluyen especies muy abundantes como el cuchará común, especie más numerosa en 2019, que además registra su récord histórico con 174.182 ejemplares; el ánade rabudo (52.437 aves); el ánsar común (40.210 aves) o la cerceta común (37.031 aves).

Por detrás, se sitúan las gaviotas y afines, que acapara el 17,7% de los efectivos, destacando la gaviota sombría (81.827 aves) y la gaviota reidora (56.012 aves); las limícolas (16,4%), que tradicionalmente ha sido el segundo más numeroso en los censos de invernada, en el que encuentran especies como el correlimos común (42.661 aves) o la aguja colinegra (34.127 aves); y el de los flamencos, que este año suma un total de 75.871 ejemplares contabilizados.

De las 99 especies censadas, 72 se encuentran catalogadas en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas (D 23/2012): una, la Cerceta pardilla, ‘En Peligro Crítico’; 6 como especies ‘En Peligro’ (EN); 3 como especies ‘Vulnerables’ (VU); 62 se incluyen en el ‘Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial’ (LESPE) . Otras 26 son especies ‘No Amenazadas’ (NA) y una, el Ganso del Nilo, está incluida en el catalogo de Especies Exóticas.

Espacio Natural Protegido

El Espacio Natural de Doñana, la Bahía de Cádiz, la Laguna de Fuente de Piedra (Málaga) y las Marismas del Odiel (Huelva) son los humedales andaluces más importantes para la invernada de aves acuáticas. En enero 2019 acogieron al 81% de la población invernante contabilizada en Andalucía. El Espacio Natural de Doñana, además de ofrecer la mayor abundancia y riqueza (555.154 ejemplares, 79 especies), acoge el 63,4% del total andaluz En abundancia total le siguen Bahía de Cádiz (68.558 aves, 59 especies, 7,8% del total), la Laguna de Fuente de Piedra (62.588 aves, 21 especies, 7,1%) y las Marismas del Odiel (21.915 aves, 59 especies, 2,5%).

El 76% de los humedales temporales presentaban niveles de agua altos o medios, sobre todo en las provincias de Málaga, Cádiz y Sevilla. En cambio la mayoría de los humedales de Córdoba y Jaén (81%) se encontraban con niveles bajos o incluso secos. En Doñana, después de un otoño-invierno lluvioso, se han mantenido los niveles de agua en las lagunas peridunares así como en la marisma natural, lucios y caños del Parque Nacional.

Últimas noticias

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo

Un estudio analiza la distribución de los mosquitos transmisores de la malaria en España

Un estudio reciente coordinado por investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y el Área de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER-ISCIII) ha analizado la distribución del principal mosquito transmisor de paludismo presente en España.

Sigue leyendo