Fotografía ilustrativa del artículo
| 11 Jun 2024

La disminución de presas impulsó la extinción de los depredadores en la península ibérica

red trófica

Utilizando el registro fósil de alta resolución de mamíferos de la península ibérica, una investigación internacional en la que participan la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) ha reconstruido una serie temporal de redes tróficas que abarca más de 20 millones de años, revelando tendencias a largo plazo en las interacciones depredador-presa.

El estudio, realizado por un equipo interdisciplinario de ecólogos y paleontólogos de Brasil, España y Suecia, analizó una serie de redes tróficas para determinar cómo su reestructuración afectó a la extinción entre los depredadores. Este trabajo, publicado en Ecology Letters, pone de manifiesto que, más allá de la situación de cada especie, es importante analizar sus interacciones a la hora de desarrollar estrategias de conservación.

“Esta es la serie temporal más larga de redes tróficas de mamíferos analizada hasta la fecha, proporcionándonos una comprensión profunda de los procesos evolutivos en las relaciones depredador-presa”, comenta João Nascimento, investigador de la Universida de Estadual de Campinas (Brasil) y autor principal del estudio.

Utilizando el denominado Análisis de Redes, los autores caracterizaron las interacciones tróficas de especies de depredadores y presas durante los últimos 20 millones de años. Para ello, recopilaron información sobre el tamaño corporal y la dieta de las especies de mamíferos en el registro fósil del Neógeno de la península ibérica y calcularon sus posibles interacciones. “La interacción trófica de las especies es clave para estudiar la dinámica de los ecosistemas. Para entender nuestra dinámica de biodiversidad actual, es necesario estudiar cómo cambiaron los patrones de interacción en el pasado”, explica Mathias Pires, autor sénior y profesor de la Universidade Estadual de Campinas (Brasil).

Fotografía en primer plano de cara de un ciervo o especie similar

El estudio utiliza el excepcional registro fósil de especies de mamíferos que vivieron en la península ibérica durante los últimos 20 millones de años. «El registro paleontológico de mamíferos ibéricos es uno de los más completos y mejor estudiados a nivel mundial para este período, lo que nos ha permitido realizar esta investigación y obtener conocimientos detallados sobre cómo evolucionaron los ecosistemas a lo largo de millones de años», añade Soledad Domingo, coautora del trabajo y profesora de la Facultad de Ciencias Geológicas de la UCM.

El cambio en los herbívoros, reducción de presas

Los investigadores encontraron que las redes tróficas experimentaron una simplificación gradual, perdiendo interacciones y volviéndose más dispersas hacia el presente. A partir de hace aproximadamente 15 millones de años, hubo una notable disminución de la temperatura junto con un aumento de la aridez, lo que favoreció la llegada y proliferación de herbívoros de gran tamaño mientras se reducía la diversidad de los de tamaño mediano. Estos cambios en la distribución de la masa corporal de las comunidades de herbívoros disminuyeron la cantidad de presas disponibles para la mayoría de los depredadores, impulsando la simplificación de la red trófica.

“Nuestro estudio muestra la intrincada relación entre la composición de las comunidades de herbívoros y los depredadores que se alimentan de ellos, donde un cambio en la composición parece ser más importante que la extinción individual de especies.” añade Juan L. Cantalapiedra, coautor e investigador del MNCN.

Una visión sistémica para la conservación

Sorprendentemente, los autores encontraron que la longevidad de los depredadores estaba directamente relacionada con su riesgo de extinción, donde los depredadores con menos presas disponibles experimentaban un mayor riesgo de extinción.

“Esto enfatiza la importancia de las interacciones ecológicas en la influencia de los patrones de extinción a lo largo del tiempo evolutivo. Deberíamos considerar no solo las especies individuales, sino también un contexto ecológico más amplio para desarrollar estrategias de conservación que preserven a los depredadores en nuestros ecosistemas” concluye Fernando Blanco, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

Este estudio proporciona una perspectiva única sobre las consecuencias evolutivas de las interacciones entre especies y señala la necesidad de preservar poblaciones de presas diversas para mantener especies de depredadores saludables y redes ecológicas estables.

Últimas noticias

Los huertos urbanos bien gestionados aumentan la biodiversidad y las interacciones ecológicas en las ciudades

Un equipo científico internacional ha analizado qué factores locales y de paisaje condicionan la diversidad de interacciones entre abejas y avispas y distintas especies que parasitan sus nidos en zonas verdes urbanas.

Sigue leyendo

El consumo de hortalizas de huertos urbanos no presenta riesgos para la salud

Un reciente estudio realizado en 14 huertos urbanos y uno periurbano de las provincias de Sevilla, Huelva y Córdoba ha puesto de manifiesto que el consumo de las hortalizas de estos huertos no resulta peligroso para la salud por los metales pesados que se ingieren.

Sigue leyendo