Fotografía ilustrativa del artículo
| 22 Jul 2019

La lamprea marina podría facilitar la supervivencia de una de las náyades más amenazadas

Autoría: J. Soler, C. Boisneau, P. Jugé, N. Richard, Y. Guerez, L. Morisseau, K. Matthias Wantzen y R. Araujo.

Fuente: Museo Nacional de Ciencias Naturales / Imagen: Confederación Hidrográfica del Ebro

Biodiversidad marina , náyade

Tras años de investigaciones en torno a las almejas de río en general y Margaritifera auricularia en particular, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han descubierto que la lamprea marina, Petromyzon marinus, podría ayudar a contrarrestar el declive de la especie.

Han comprobado que se podría utilizar para reforzar las poblaciones de las náyades o almejas de agua dulce. Con este estudio han descubierto además dos especies que, de manera menos eficiente, también podrían actuar como hospedadoras.

Factores como la construcción de presas, la contaminación de las aguas o el aumento de la temperatura también provocan que el de las náyades sea uno de los grupos de animales que se enfrentan a más problemas para sobrevivir en los ríos. Margaritifera auricularia es una de las especies cuya supervivencia está más comprometida ya que en la actualidad quedan algunos grupos de poblaciones envejecidas, uno en la cuenca del Ebro y otros en cuatro cuencas hidrográficas francesas. En el caso de M. auricularia, la desaparición de las especies que actuaban como hospedadoras de sus larvas (gloquidios), parece ser uno de los principales factores para que sus poblaciones hayan disminuido en un 90% en los dos últimos siglos.

«El esturión europeo, considerado el hospedador principal de M. auricularia fue desapareciendo a lo largo del siglo XX y actualmente está prácticamente extinto», contextualiza el investigador del MNCN Joaquín Soler. «A pesar de que el número de ejemplares juveniles es muy escaso, hemos encontrado evidencias de una reproducción reciente de M. auricularia en los ríos franceses Vienne y Creuse, donde el esturión desapareció tiempo atrás».

Nuevos hospedadores, nuevas esperanzas

En esta investigación han detectado tres nuevas especies hospedadoras para M. auricularia: El espinoso, la lamprea y el siluro, poniendo de manifiesto un rango de huéspedes más amplio de lo que se pensaba anteriormente. Al igual que con los hospedadores previamente identificados, los nuevos también parecen tener una notable tolerancia a la salinidad. Es posible que esta relación surgiera por la ventaja que confieren las especies migradoras para la dispersión de las almejas.

Los resultados del estudio sugieren que P. marinus ha desempeñado un papel clave en prevenir la extinción total de M. auricularia en Francia después de la desaparición del esturión europeo. Sin embargo, en la cuenca del Ebro, la lamprea marina dejó de poder remontar el río a partir de la construcción de grandes presas a mediados del siglo XX.

Últimas noticias

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos.
Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo