Fotografía ilustrativa del artículo
| 03 Nov 2020

Estudian la biodiversidad de los ecosistemas representativos de Andalucía para comprender las consecuencias del cambio climático

Los objetivos principales de este proyecto, denominado ‘Scientific Infrastructures for Global Change Monitoring and Adaptation in Andalusia (INDALO)’, son analizar la evolución de la biodiversidad andaluza con el fin de detectar y comprender las consecuencias del cambio climático, los cambios de uso del suelo y los cambios demográficos y productivos sobre los ecosistemas y las contribuciones al bienestar que recibimos de ellos.

La Universidad de Almería participa en el proyecto de investigación, ‘Scientific Infrastructures for Global Change Monitoring and Adaptation in Andalusia (INDALO)’ para estudiar la biodiversidad de los ecosistemas representativos de Andalucía, y analizar su evolución con el fin de detectar y comprender las consecuencias del cambio climático, los cambios de uso del suelo y los cambios demográficos y productivos sobre los ecosistemas y las contribuciones al bienestar que recibimos de ellos.

LA UAL participa en este consorcio junto a otras universidades y agentes del conocimiento andaluces, que ha conseguido 14 millones de euros para llevar a cabo estas labores de investigación.

La UAL, a través del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global (CAESCG), formará parte de LifeWatch ERIC, una infraestructura virtual europea de ciencia y tecnología diseñada para la investigación sobre la biodiversidad y los ecosistemas en la que España participa junto a otros países como Bélgica, Grecia, Italia, Países Bajos, Portugal, Rumanía y Eslovenia.

La propuesta de la UAL plantea el estudio y seguimiento de los ciclos de carbono y agua, y el balance de energía en dos ecosistemas modelo, propios de las zonas áridas del sureste ibérico: los matorrales-espartales, y el azufaifar, un ecosistema cuya dependencia de las aguas subterráneas lo convierte en una herramienta muy útil para evaluar el impacto del cambio climático sobre los acuíferos. Junto a estas acciones se generará también una infraestructura de datos satelitales para informar de los cambios en el funcionamiento y los servicios de los ecosistemas. En todos los casos, se derivarán indicadores para evaluar el impacto del cambio global sobre los ecosistemas y el sector productivo andaluz.

El proyecto servirá para robustecer y mejorar las infraestructuras de seguimiento y los laboratorios de campo que el CAESCG ha venido desarrollando desde su nacimiento en el marco de los proyectos GLOCHARID y Life ADAPTAMED. Así mismo, se constituirá en una plataforma de trabajo colaborativo entre grupos de investigación de la UAL y gestores ambientales, con el apoyo del Vicerrectorado de Investigación, para generar datos, información y conocimiento que se pondrán a disposición de otros científicos, equipos de gestión ambiental y empresas.

El fin último de LifeWatch ERIC es la creación y explotación de la infraestructura y los sistemas de información necesarios para la investigación sobre la biodiversidad y los ecosistemas, y en particular para reforzar la comprensión, los vínculos y las sinergias con otros retos sociales, como la adaptación al cambio climático y su mitigación.

El proyecto cuenta con financiación dentro de la convocatoria de Operaciones cofinanciadas Feder (Programa Operativo Plurirregional de España) para actividades relacionadas con LifeWacth ERIC. Está dotado con 13.994.184,28 euros, y será coordinado por la Agencia Andaluza de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía. En él participan 8 universidades de Andalucía, el IFAPA y la Agencia Andaluza del Conocimiento.

Últimas noticias

Zorzales, codornices y pinzones son más propensos a tener garrapatas

Un nuevo estudio analiza la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años.
Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas.

Sigue leyendo

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo