Fotografía ilustrativa del artículo
| 24 Jun 2015

El lince ibérico deja de estar ‘en peligro crítico’

Fuente: SINC

Ejemplar de lince ibérico / IUCN

Ejemplar de lince ibérico / IUCN

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) ha publicado la actualización de su Lista Roja en el que analiza el estado de 77.340 plantas y animales, de los cuales 22.784 están amenazados con la extinción. La pérdida y la degradación del hábitat son las principales amenazas para el 85% de estas especies, seguidas por el comercio ilegal y la aparición de otros grupos invasores.

Pese a estos resultados negativos, “la Lista Roja también demuestra que la conservación puede conseguir resultados destacados, como en el caso del lince ibérico”, según destaca Inger Andersen, director general de IUCN.

El felino peninsular ha sido uno de los animales en presentar una mejora más destacada, pasando de la categoría de ‘en peligro crítico’ a la de ‘en peligro’. Esta nueva clasificación se basa en los datos más recientes, cuando se pasó de 52 ejemplares adultos en 2002 a 156 diez años después, rompiendo una tendencia de seis décadas de declive.

Según destaca el informe, esto se ha conseguido gracias a acciones de conservación como la persecución de la caza ilegal, el estímulo de la reproducción, el establecimiento de compensaciones para los terratenientes y la restauración de la población de conejos, principal presa del felino.

El oso marino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi) es la otra especie que registra un avance más destacado, pasando de ‘casi amenazado’ a ‘de menor preocupación’. Este animal, al que se llegó a considerar extinto debido a la caza masiva en los dos siglos anteriores, se ha visto favorecido por leyes como la Acta estadounidense de protección de mamíferos marinos.

Especies en peligro                                                 

La Lista actualizada destaca la pérdida de población sufrida por varios grupos de mamíferos debido a la caza y la pérdida de hábitat. Es el caso del gato dorado africano (Caracal aurata), que se traslada de ‘casi amenazado’ a ‘vulnerable’ y el león marino de Nueva Zelanda (Phocarctos hookeri), que abandona la categoría de ‘vulnerable’ para engordar la de ‘en peligro’.

El león (panthera leo) es una de las especies con una situación más compleja, ya que aunque las acciones de conservación llevadas a cabo en el sureste africano han sido eficaces, permanece clasificado como ‘vulnerable’. Esto se debe a que la caza en el este y el oeste de África no ha disminuido, y a que ha surgido una nueva amenaza, la del comercio de huesos y otras partes de su cuerpo, que también se extiende a Asia.

Las plantas, también amenazadas

La extinción también es una amenaza que pende sobre el mundo vegetal. Es lo que sucede con el 99% de las subespecies de la orquídea zapatito asiática (Cypripedioideae), perjudicadas por la pérdida de hábitat y el exceso de recolección, ya que se trata de una de las plantas más ornamentales, debido a su belleza.

Aunque a escala internacional su comercialización está legalmente prohibida, la falta de un control efectivo en ciertos países permite que se siga traficando con ella.

La pérdida de hábitat y el exceso de recolección son también las principales amenazas para la extinción de 44 plantas medicinales indias que se han incluido en la lista por primera vez.

 

Últimas noticias

Zorzales, codornices y pinzones son más propensos a tener garrapatas

Un nuevo estudio analiza la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años.
Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas.

Sigue leyendo

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo