Fotografía ilustrativa del artículo
| 04 Dic 2023

Diez alertas que la ciencia lanza al inicio de la Cumbre del Clima

Fuente: Agencia SINC

cumbre del clima , energías renovables , sumideros de carbono

Marcos Fernández, investigador ERC en el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), es el único representante de España en un informe que alerta, mediante evidencias científicas, que no estamos siendo capaces de mitigar las emisiones de los gases de efecto invernadero y, por lo tanto, que el planeta avanza de forma acelerada hacia el límite de 1,5 °C establecido en el Acuerdo de París.

Para reducir al máximo la magnitud y el tiempo en que estemos por encima, es urgente disminuir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y, en cambio, debemos aumentar rápidamente el ritmo en que se despliega la energía renovable. Además, todos los países deberían buscar una transición equitativa y justa, minimizando los impactos socioeconómicos en los segmentos más vulnerables de la población.

El informe también advierte que hasta ahora los sumideros de carbono terrestres y marinos han crecido mientras aumentaban las emisiones de CO₂, pero la ciencia está revelando que hay una gran incertidumbre sobre cómo responderá la naturaleza al cambio climático.

En este sentido, Fernández, uno de los autores de este capítulo, explica que «históricamente, en el balance global del carbono atmosférico, los ecosistemas terrestres han absorbido alrededor de un 30 % y los océanos un 25 %, pero es muy posible que absorban menos carbono de lo previsto en el futuro», por ejemplo, por el cambio en el régimen de incendios.

Por lo tanto, los esfuerzos dirigidos a reducir emisiones mediante soluciones basadas en la naturaleza son una prioridad inmediata, especialmente porque sirven para aumentar los sumideros de carbono complementarios y ayudan a compensar emisiones difíciles de eliminar. Un ejemplo de estas soluciones sería restaurar bosques tropicales o turberas y humedales.

Actuaciones para atajar la emergencia

El trabajo 10 New Insights in Climate Science lo han consensuado 67 científicos de 24 países y se expone hoy en un acto dedicado en la COP28. Es fruto de una iniciativa conjunta de Future Earth, Earth League y el World Climate Research Programme (WCRP). Se realiza cada año desde 2017 y se dirige a la comunidad científica y política internacional.

El objetivo es ayudar a tomar decisiones basadas en la ciencia y por eso cada capítulos lleva recomendaciones políticas. «Esto es especialmente relevante para la COP28, que subraya la necesidad de acciones transformadoras para hacer frente a la crisis climática», concluye Fernández. El CREAF es el único centro de España que participa en el informe.

Entre los diez puntos clave se encuentran: la necesidad de una salida rápida y gestionada de nuestra dependencia de los combustibles fósiles; políticas robustas para lograr una eliminación efectiva del dióxido de carbono mediante la naturaleza; una gobernanza conjunta para abordar las emergencias interconectadas del clima y la biodiversidad; la inmovilidad humana en áreas expuestas a riesgos climáticos está aumentando; hacer más operativa la justicia y dotarla de nuevas herramientas permite una adaptación climática más efectiva, entre otras.

Últimas noticias

Las abejas son más sensibles a los plaguicidas a causa del cambio climático

En las últimas décadas se han observado descensos muy importantes en las poblaciones de abejas, que están vinculados a factores como el cambio climático, los cambios en los usos del suelo, la llegada de nuevos enemigos naturales o el uso de plaguicidas.

Sigue leyendo

La disminución de presas impulsó la extinción de los depredadores en la península ibérica

Utilizando el registro fósil de alta resolución de mamíferos de la península ibérica, una investigación internacional en la que participan la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) ha reconstruido una serie temporal de redes tróficas que abarca más de 20 millones de años, revelando tendencias a largo plazo en las interacciones depredador-presa.

Sigue leyendo