Fotografía ilustrativa del artículo
| 03 Oct 2019

Alertan sobre la desaparición de lagunas peridunares de Doñana por la extracción de aguas subterráneas en el acuífero

Según un estudio de la Universidad Pablo de Olavide, se ha producido una reducción en la superficie media de inundación de una serie de lagunas temporales, denominadas lagunas peridunares de Doñana. Algunas han sufrido una reducción de más del 80% de su superficie media de inundación entre la última década del siglo XX y la primera del XXI. La distancia al núcleo urbano de Matalascañas y la cota topográfica a la que se sitúan las lagunas son los dos factores principales de los que depende la reducción de la superficie de inundación de las mencionadas lagunas.

La Universidad Pablo de Olavide, a través del proyecto ‘El impacto del cambio climático en los recursos de agua subterránea. Un estudio sobre los humedales del Parque Nacional de Doñana, que dependen del agua subterránea’, ha participado en el Congreso Mundial de Aguas Subterráneas celebrado en Málaga, un evento que ha reunido a unos 800 expertos de más de 80 países de todos los continentes. Durante el encuentro, el investigador de la UPO Miguel Rodríguez-Rodríguez ha presentado los resultados de su estudio y ha alertado sobre la desaparición de algunas de las lagunas peridunares del Parque Nacional de Doñana a consecuencia de la extracción de aguas subterráneas en el acuífero.

Expertos explican la localización de esta lagunas a un grupo de ciudadanos.

Según explica la investigación presentada, se ha producido una reducción en la superficie media de inundación de una serie de lagunas temporales, las denominadas lagunas peridunares de Doñana. Algunas de ellas han sufrido una reducción de más del 80% de su superficie media de inundación entre la última década del siglo XX y la primera del siglo XXI. La distancia al núcleo urbano de Matalascañas y la cota topográfica a la que se sitúan las lagunas son los dos factores principales de los que depende la reducción de la superficie de inundación de las mencionadas lagunas.

El Congreso Mundial de Aguas Subterráneas está organizado por la Asociación Internacional de Hidrogeólogos (AIH), una organización sin ánimo de lucro que cuenta con más de 4.500 asociados en 145 países y que ha celebrado su 46 edición. Es la segunda vez que España acoge este evento, tras el celebrado en Santa Cruz de Tenerife en 1991. El Congreso cuenta con el apoyo de unas 40 entidades y empresas, así como de los principales servicios geológicos europeos: España (IGME), Reino Unido (BGS), Francia (BRGM) y Alemania (BGR). Entre las instituciones colaboradoras se encuentra la Universidad Pablo de Olavide, que ha participado a través de su Facultad de Ciencias Experimentales.

Asistentes al Congreso Mundial de Aguas Subterráneas.

Los temas que se han abordado durante el Congreso han sido, entre otros: la gobernanza del agua, las técnicas de investigación, la contaminación o la relación de las aguas subterráneas con humedales.  El agua subterránea almacenada en los acuíferos es el mayor volumen de agua dulce al que la humanidad puede tener acceso y constituye un recurso de primera necesidad, imprescindible para el abastecimiento de la población, para regadío e industria y para el sostenimiento de muchos ecosistemas del planeta.

Últimas noticias

Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos.
Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo