Fotografía ilustrativa del artículo
| 27 Nov 2019

Aconsejan al Gobierno ampliar el área de protección para el ave marina más amenazada del planeta

Investigadores de la Universidad de Cádiz y adscritos al Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·Mar), colaboran con el Ministerio para la Transición Ecológica para ampliar la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Golfo de Cádiz. Han demostrado que esta zona, ubicada en el área marina entre la desembocadura del Guadiana y del Guadalquivir, no cubre adecuadamente las áreas de concentración durante el verano de la pardela balear, especie marina, endémica de las Islas Baleares y una de las aves más amenazadas del planeta.

Investigadores de la Universidad de Cádiz (UCA), y adscritos al Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·Mar), colaboran con el Ministerio para la Transición Ecológica en una propuesta para ampliar la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Golfo de Cádiz. Este equipo, liderado por el profesor Gonzalo Muñoz, ha desarrollado investigaciones que demuestran que esta zona, ubicada en el área marina entre la desembocadura del Guadiana y del Guadalquivir, no cubre adecuadamente las áreas de concentración durante el verano de la pardela balear.

Investigadores de la Universidad de Cádiz y adscritos al Campus de Excelencia Internacional del Mar, liderado por el profesor Gonzalo Muñoz,

Esta especie marina, endémica de las Islas Baleares, es una de las aves más amenazadas del planeta, y la práctica totalidad de su escasa población abandona el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar al principio del verano, alimentándose en aguas del golfo de Cádiz. “Las investigaciones han demostrado que estas áreas de alimentación están desplazadas hacia el sureste fuera de la ZEPA actualmente definida y es preciso dibujarlas de nuevo, incluyendo una nueva zona frente a la Bahía de Cádiz, que abarca desde el área marina frente al municipio de Chipiona hasta la altura del Caño de Sancti Petri en San Fernando (Cádiz)”, apunta el investigador Gonzalo Muñoz. Esta propuesta se realiza tras casi diez años desde la declaración de los primeros espacios marinos en la RN200, y con el objetivo de analizar las posibles carencias de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la *Red Natura 2000 en el mar, en la que se profundiza durante estos meses.

El equipo de investigación de la UCA, que trabaja en el proyecto Ecofish, ha planteado la ampliación de la ZEPA del golfo de Cádiz durante el taller de trabajo en el que se han reunido más de 25 expertos en distintos grupos de aves marinas y de zonas geográficas del ámbito marino español, en sede de la Fundación Biodiversidad en Madrid, y coordinados por WWF en el marco del proyecto INTEMARES del Ministerio para la Transición Ecológica.

El proyecto Ecofish se desarrolla con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), y en él trabajan codo con codo un equipo de científicos de la Universidad de Cádiz con las Cofradías de Pescadores y su Federación Provincial.

Ejemplares de pardela balear.

*La Red Ecológica Europea Natura 2000 constituye una de las mayores redes de áreas protegidas a nivel mundial, con más de 26.000 espacios protegidos equivalentes a la quinta parte de la superficie de la UE. Su implantación en el ámbito marino ha sido uno de los grandes retos ambientales de la presente década, y ha supuesto la protección de más de 70.000 Km2 de aguas territoriales españolas, a través de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) y las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). De éstas. En el Golfo de Cádiz existen actualmente tres ZEPAs marinas: Golfo de Cádiz; Espacio marino del Tinto y del Odiel; Espacio marino de la Bahía de Cádiz, además del LIC Volcanes de fango del Golfo de Cádiz.

Últimas noticias

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo

Un estudio analiza la distribución de los mosquitos transmisores de la malaria en España

Un estudio reciente coordinado por investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y el Área de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER-ISCIII) ha analizado la distribución del principal mosquito transmisor de paludismo presente en España.

Sigue leyendo