territorio


Crear paisajes menos inflamables reduciría hasta un 50% el área quemada prevista para los próximos 30 años

Un estudio colaborativo entre España y Portugal ha comprobado con modelos matemáticos que, si se cambia el tipo de paisaje, modificando la vegetación y promoviendo actividades agrícolas de alto valor natural, se reducen drásticamente las zonas quemadas.

Sigue leyendo