Fotografía ilustrativa del artículo

¿Qué son los SIPAM?

Los SIPAM o ‘Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial’, son paisajes con un alto valor estético donde se combinan la biodiversidad agrícola, el patrimonio cultural y los ecosistemas resilientes. Podemos encontrarlos en diferentes lugares del mundo constituyendo espacios de subsistencia económica para millones de pequeñas comunidades agrícolas a través de actividades sostenibles.

Desafortunadamente, actualmente estos sistemas se encuentran amenazados por muchos factores, incluyendo el cambio climático y la presión creciente sobre los recursos naturales. Además, tienen que enfrentarse a la migración causada por una baja viabilidad económica. Como consecuencia, se abandonan las prácticas agrícolas tradicionales y se da una pérdida drástica de variedades y especies endémicas y locales. Estos sistemas agrícolas ancestrales constituyen la base de las innovaciones y tecnologías agrícolas actuales y futuras. Su diversidad cultural, ecológica y agrícola es aún palpable en muchas partes del mundo en las que se conservan como sistemas singulares de agricultura.

Actualmente existen 66 SIPAM en 22 países de todo el mundo, con un gran número de otros lugares potenciales. Por ejemplo, el ‘Traditional Tea-grass Integrated System’ en Shizuoka (Japón) representa un sistema ejemplar de técnicas agrícolas tradicionales, donde los pastizales se mantienen alrededor de los campos de té para suministrar mantillo que mejora la calidad del cultivo del té. Chagusaba, que es como se denomina al uso de herbazales que se incorporan al cultivo, es un raro ejemplo de codependencia entre la producción agrícola y la biodiversidad, cada uno de los cuales mejora el valor del otro. Durante más de 10,000 años, las áreas de Chagusaba se han mantenido a través de la actividad humana. Sin embargo, el área de los pastizales seminaturales se ha reducido con la modernización de la agricultura y este desuso ha conllevado una disminución grave y una pérdida rápida de la biodiversidad de Chagusaba.


En España contamos con cuatro SIPAM: el sistema de extracción de sal de Añana, los olivos milenarios de Sènia, el sistema de riego histórico en l’Horta de València y, en Andalucía, el cultivo de uva pasa malagueña en la Axarquía de Málaga, ambos reconocidos en el año 2017 (consulta la lista). Las características propias del procesado de los productos de uva moscatel en la Axarquía se han mantenido durante generaciones de agricultores, con técnicas tradicionales en el cultivo, la recolección, la pasificación y el picado-desgranado.

Viñedos en La Axarquía (Málaga). Fuente: Documento de la propuesta de SIPAM ‘Pasas de Málaga’ (FAO).

Este reconocimiento se pueden enmarcar en el contexto más amplio de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que plantea un cambio de paradigma en la manera de pensar y actuar para alcanzar el desarrollo sostenible. 

Para saber más:

Web de los SIPAM