¿Qué son los abonos verdes?

Cuando hablamos de abonos verdes hacemos referencia a la utilización de cultivos específicos, o al aprovechamiento de la vegetación espontánea, con la finalidad de ser incorporados al suelo antes de la floración o en floración.

Los beneficios que se persiguen son a nivel de aporte de nutrientes sobre la superficie de cultivo aunque ya están bien documentados otros beneficios igual de importantes como la agregación y la estabilidad estructural del suelo, lo que influye en el aumento de la retención superficial del agua de escorrentías. Además favorecen el desarrollo de las poblaciones microbianas del suelo al poner a su disposición materia orgánica lábil de alta biodegradabilidad, posibilitando hábitats y fuente de alimentos diversos que incrementan la biodiversidad tanto a nivel de superficie como bajo el propio suelo. Todas estas ventajas influyen finalmente de manera directa en la disminución de los gastos en fertilización.

Los cultivos utilizados mayoritariamente como abonos verdes son las leguminosas, las gramíneas y las crucíferas, aunque también es interesante el aprovechamiento de las cubiertas vegetales naturales, pero cuidando incorporarlas en floración.


Las leguminosas como el trébol, las habas, los altramuces, la serradella, etc. son las más empleadas debido a su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico en los suelos.

Los abonos verdes forman parte del grupo de manejos tradicionales de los cultivos que han sido rescatados en la actualidad e incorporado como técnicas de los agrosistemas ecológicos.

Para saber más: Los abonos verdes, mucho más que una técnica para la fertilización del suelo en la producción ecológica. 

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0