¿Qué son las frutas y las verduras?

Aunque en principio la respuesta pueda parecer clara y evidente  hay ocasiones en la que podemos entrar en duda con determinados alimentos. Por ejemplo, ¿es la patata una fruta o verdura?. Atendiendo a la definición y apreciaciones que nos ofrecen desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y aprovechando la celebración del 2021 como Año Internacional de las Frutas y Verduras (AIFV), la patata nos estaría considerada dentro de estos grupo.

Se considera que las frutas y verduras son las partes comestibles de las plantas (por ejemplo, estructuras seminíferas, flores, yemas, hojas, tallos, brotes y raíces), tanto cultivadas como silvestres, en estado crudo o con un procesamiento mínimo.

¿A que nos referimos cuando hablamos de procesamiento mínimo? Pues en el caso de frutas y verduras a aquellas que se han sometido a algún proceso que no altera su condición de fresco, como lavado, clasificación, recortado, pelado, cortado o troceado.

Los alimentos mínimamente procesados conservan la mayor parte de sus propiedades físicas, químicas, sensoriales y nutricionales intrínsecas, y muchos de ellos son tan nutritivos como los alimentos sin procesar. Algunos ejemplos son la fruta cortada, la fruta embolsada, las ensaladas de verduras y las frutas y verduras desecadas y congeladas.

A continuación, se muestra la lista de productos que quedan excluidos de la definición de fruta y verdura anterior:

  • Raíces feculentas y tubérculos como la yuca, la patata, la batata y el ñame (aunque las hojas de estas plantas se consumen como verduras).
  • Leguminosas de grano seco (legumbres), salvo que se recolecten sin estar maduras.
  • Cereales, incluido el maíz, salvo que se recolecten sin estar maduros.
  • Nueces, semillas y semillas oleaginosas, como el coco, la nuez de nogal y la semilla de girasol.
  • Plantas medicinales y especias, a menos que se utilicen como verdura.
  • Estimulantes, como el té, el cacao o el café.
  • Productos procesados y ultraprocesados elaborados a partir de frutas y verduras, como bebidas alcohólicas (por ejemplo, vino o bebidas espirituosas), sustitutos de la carne a base de plantas o productos de fruta y verdura con ingredientes añadidos (por ejemplo, zumos de fruta envasados o kétchup).

 

Durante el año 2021 se celebra el Año Internacional de las Frutas y Verduras siendo los objetivos establecidos los siguientes:

  • Concienciar sobre los beneficios del consumo de frutas y verduras para la salud y la nutrición y orientar las políticas hacia dichos beneficios.
  • Promover dietas y estilos de vida saludables, equilibrados y diversificados mediante el consumo de frutas y verduras.
  • Reducir la pérdida y el desperdicio en los sistemas alimentarios de las frutas y verduras.
  • Difundir las mejores prácticas sobre:
    • Fomento del consumo y la producción sostenible de frutas y verduras en apoyo de los sistemas alimentarios sostenibles.
    • Mayor sostenibilidad en el almacenamiento, transporte, comercio, procesamiento, transformación, venta minorista, reducción del desperdicio y reciclaje, así como en las interacciones entre estos procesos.
    • Integración de los pequeños agricultores, en especial los agricultores familiares, en las cadenas de producción, suministro y valor locales, regionales y mundiales en aras de la producción y el consumo sostenibles de frutas y verduras, reconocimiento de las contribuciones de las frutas y verduras, incluidas las razas no mejoradas y las variedades del agricultor, a su seguridad alimentaria, nutrición, medios de vida e ingresos.
    • Fortalecimiento de la capacidad de todos los países, y en especial de los países en desarrollo, para adoptar enfoques y tecnologías innovadores de la lucha contra la pérdida y el desperdicio de frutas y verduras.

Para saber más: Resolución aprobada por la Asamblea General el 19 de diciembre de 2019.