Fotografía ilustrativa del artículo

¿Qué es una corriente térmica y cómo la aprovechan las aves?

Es muy típica la imagen, sobre todo en películas, de un grupo de buitres sobrevolando en círculo el cadáver de un animal en medio de un secarral. ¿Son los buitres animales carroñeros? Sí, pero cada vez que observamos a un grupo de buitres dar vueltas en el aire no implica que hayan localizado los restos de un animal.

En general, las grandes rapaces tienen la capacidad de aprovechar un fenómeno físico tan antiguo como la existencia del propio sol, las corrientes térmicas. Al calentarse el aire en las cercanías del suelo debido a la insolación recibida, disminuye su densidad y asciende formando masas de aire caliente generando esas corrientes ascendentes que aprovechan las aves rapaces para planear y tomar altura mientras vuelan en círculos en torno a ellas. A dichas corrientes de aire se les conoce como térmicas.

Por lo tanto, muchas rapaces encuentran una manera fácil de poder mantenerse en el aire planeando  siendo la inversión desde el punto de vista energético mínima. Si pensamos en las dimensiones de un buitre leonado, más de 2,5 metros de envergadura y un peso de 6-9 kilos, este carroñero encuentra en las corrientes térmicas una clara ventaja para poder quedar suspendido en el aire y otear la superficie del suelo.