¿Qué es el mimetismo?

Pensemos por un momento en nuestra niñez, en alguno de esos instantes donde después de haber cometido alguna trastada nos hubiese venido bien haber pasado desapercibido de nuestros progenitores. Sin duda, nos habría venido bien contar con la capacidad que presentan muchos seres vivos para camuflarse o mimetizarse con el entorno.

En el caso del zorro polar ártico, su blanco pelaje en los meses de invierno le permite no ser detectado en la nieve por sus depredadores además de no ser visto por sus presas. Al llegar la primavera, su pelaje cambia drásticamente a una coloración pardo-grisácea y a una menor densidad de pelo, camuflándose con las praderas de matorrales que persisten durante el verano y el inicio del otoño.


Pero no siempre el arte del disfraz persigue el no ser detectado. Henry Walter Bates fue un naturalista británico del siglo XIX, compañero de Alfred Russell Wallace en su expedición por el Amazonas. Bates estudió el mimetismo en las mariposas de la Amazonia y observó que en ocasiones una especie inofensiva se asemejaba a otra peligrosa o repugnante para evitar el ataque de los depredadores. Este fenómeno fue bautizado como mimetismo batesiano en su honor.

Esta modalidad de mimetismo está muy extendida entre los insectos, particularmente en los sírfidos, unas moscas que imitan a las abejas y avispas. Otro caso de mimetismo batesiano lo protagonizan las serpientes de coral, que son emuladas en el tipo y distribución de sus colores por varias especies de falsas corales totalmente inofensivas.


El mimetismo no se limita en exclusiva al mundo animal, también encontramos ejemplos entre las plantas para atraer a polinizadores. Es el caso de la orquídea Ophrys apifera la cual presenta el aspecto externo de una abeja, de manera que atraen a los machos y al posarse sobre la flor creyendo que es una abeja hembra se les adhiere el polen de la orquídea a la pilosidad de su cuerpo, favoreciendo así el proceso de polinización al visitar nuevas flores.

La naturaleza está llena de ejemplos sofisticados y sorprendentes de mimetismo, un motivo más para que no pase desapercibida ante nuestros ojos y sigamos luchando por su conservación.

Para saber más:
Ejemplos de mimetismo animal: animales que se camuflan.
Mimetismo o el arte de disfrazarse para no ser comido.

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0