¿Cuál es la diferencia entre cambio climático y cambio global?

El significado de la palabra cambio es consustancial al planeta (la generación de una atmósfera oxidante, extinciones masivas de especies, formación de cordilleras, etc.). Pero, ¿qué diferencia podemos destacar respecto a los cambios que vivimos en la actualidad? La primera sería la variable tiempo. Concretamente, la rapidez con la que cambios notables de la dinámica planetaria están teniendo lugar es sin duda una de las diferencias fundamentales. La segunda, el hecho de que la protagonista de todos estos cambios recientes sea una única especie, el Homo sapiens, que es la nuestra.

El término cambio climático, según el IPCC, se define como “un cambio en el estado del clima que puede ser identificado, por ejemplo, mediante el uso de pruebas estadísticas, por cambios en la media y /o la variabilidad de sus propiedades y que persiste por un período de tiempo prolongado (décadas o más).” Un cambio climático puede deberse a procesos naturales o a la acción del ser humano, al provocar directa o indirectamente mediante sus actividades cambios en la composición de la atmósfera o en los usos del suelo. En este sentido, es una evidencia científica que el aumento de la temperatura media mundial desde la Revolución Industrial (un 1,53 ° C de media en la superficie terrestre) se ha producido por un incremento de la concentración en la atmósfera de gases efecto invernadero (CO2, metano, CFCs, etc.) procedentes de actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, la ganadería o la deforestación.

Un concepto más amplio es el de cambio global, que hace referencia a la transformación de la superficie de nuestro planeta provocada por la actividad humana y sus impactos, y que está alimentado por cinco motores sinérgicos que dificultan la predicción de su evolución:

  • Los usos del suelo. Los principales impulsores globales del cambio en el uso del suelo son el crecimiento poblacional y el crecimiento económico.
  • Las especies exóticas invasoras, componente considerado como una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo.
  • La sobreexplotación de recursos. La explotación de los ecosistem
  • as a un ritmo mayor que el de su regeneración natural lleva a la extinción de los recursos, con consecuencias ambientales y socioeconómicas que ponen en riesgo la sostenibilidad.

  • La contaminación. Los agentes contaminantes (físicos, químicos o biológicos) perjudican medios como el agua, el suelo o el aire, pudiendo alterar las condiciones de vida de los organismos, y, en definitiva, de los ecosistemas.
  • El cambio climático, que afecta, a su vez, a otros procesos fundamentales del funcionamiento del sistema terrestre.

Para saber más:

buy metformin metformin online