Fotografía ilustrativa del artículo

¿Qué es el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica?

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) es un tratado internacional jurídicamente vinculante que surgió de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Cumbre para la Tierra) celebrada en Río de Janeiro en 1992. Entró en vigor el 29 de diciembre de 1993 y el Estado Español lo ratificó el 21 de marzo de 1994.

El CDB tiene tres objetivos principales: “la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, mediante, entre otras cosas, un acceso adecuado a esos recursos y una transferencia apropiada de las tecnologías pertinentes, teniendo en cuenta todos los derechos sobre esos recursos y esas tecnologías, así como una financiación apropiada”. Su objetivo general es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible.

La conservación de la diversidad biológica es, según el propio convenio y los planes estratégicos desarrollados hasta la fecha, de interés común de toda la humanidad, por lo que el CDB abarca todos los niveles de la biodiversidad:

  • los ecosistemas, que constituyen el marco estratégico para gestionar los recursos y alcanzar un equilibrio entre los tres objetivos del CDB,
  • las especies y
  • los recursos genéticos.

Además, el convenio incluye los posibles dominios que están directa o indirectamente relacionados con la diversidad biológica y su papel en el desarrollo, desde la ciencia (por ejemplo, la biotecnología), la política y la educación, a la agricultura, los negocios, la cultura, etc.

Hasta la fecha hay 196 Partes, que son todos los gobiernos que han ratificado el Convenio. Estados Unidos no está entre ellas.

¿Quieres saber más?

Convenio sobre la Diversidad Biológica

Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad

Estrategia Andaluza de Gestión Integrada de la Biodiversidad