Fotografía ilustrativa del artículo
| 19 Nov 2013

Un investigador de la Universidad de Sevilla descubre una nueva especie de crustáceo en California

Fuente: SINC

Ilustración de la hembra y el macho de `Liropus minusculus´. / SINC

Ilustración de la hembra y el macho de `Liropus minusculus´. / SINC

Un estudio publicado en la revista Zootaxa, por la Universidad de Sevilla y el Museo de Historia Natural de Canadá, describe una nueva especie de crustáceo marino hallado en la costa de California (EE UU).

“Esta nueva especie tiene diferencias con otros ejemplares de su mismo género en las proyecciones dorsales del cuerpo, y también en las patas, pinzas y el abdomen”, explica a SINC José Manuel Guerra García, autor principal del estudio.

Los investigadores han denominado a este nuevo crustáceo Liropus minusculus por su pequeño tamaño. Tan solo miden unos 3,3 mm los machos y 2,1 mm las hembras. La aparición de este animal por primera vez en Pacífico nororiental permite conocer los patrones biogeográficos del género y entender sus procesos de especiación.

“Especímenes del género Liropus se pueden encontrar tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo. Los estudios taxonómicos en los crustáceos caprélidos son fundamentales para identificarlos correctamente y saber con qué especies estamos trabajando en estudios ecológicos y otros trabajos aplicados de bioindicadores marinos, usos en acuicultura, extracción de compuestos con interés farmacológico, etc.”, subraya Guerra García.

Se estima que solo conocemos entre un 5% y un 10% de las especies que habitan nuestro planeta, por tanto la taxonomía es fundamental para caracterizar la biodiversidad global. El profesor Guerra ha descrito, durante los últimos diez años, ocho géneros y 62 especies nuevas para la ciencia de los crustáceos caprélidos. Es solo un ejemplo de todo lo que queda aún por descubrir. 

Otro crustáceo caprélido tropical aparece en el Mediterráneo

El científico ha participado además en un artículo publicado recientemente en la revista Helgoland Marine Research que ha detectado la presencia de una especie de crustáceo nativo de Brasil introducida en nuestras costas posiblemente por embarcaciones. “Se trata del crustáceo caprélido Paracaprella pusilla”, comenta Macarena Ros Clemente, responsable del hallazgo y autora principal del estudio.

“En nuestras costas hay dos especies introducidas de caprélidos Caprella scaura y Paracaprella pusilla. Solo la primera puede considerarse invasora, ya que P. pusilla, de momento, es introducida”, apuntan los investigadores.

Para que una especie se considere invasora debe haberse probado que tiene consecuencias, bien económicas o bien sobre el ecosistema, tras su introducción.

“Su entrada en el Mediterráneo está asociada a la de hidrozoos marinos que se pegan en los cascos de las embarcaciones. Vivir sobre estos hidrozoos les aporta muchas ventajas a la hora de encontrar refugio y capturar a sus presas, ya que Paracaprella pusilla es fundamentalmente depredadora y se alimenta de copépodos –crustáceos de tamaño muy pequeño– que quedan atrapados en los hidrozoos”, subrayan los científicos.

Referencias bibliográficas:

Ros M. et al. “The tropical caprellid amphipod Paracaprella pusilla: a new alien crustacean in the Mediterranean”.Helgoland Marine Research, 2013, DOI 10.1007/s10152-013-0353-4.

José M. Guerra-García y Ed A. Hendrycks. “A new species of Liropus (Crustacea, Amphipoda, Caprellidae) from California, USA, with an illustrated key of the genus”. Zootaxa 3718 (5): 467–476http://dx.doi.org/10.11646/zootaxa.3718.5.3

Últimas noticias

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo

Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos.
Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo