Fotografía ilustrativa del artículo
| 05 Jun 2017

Medio Ambiente libera el segundo ejemplar de quebrantahuesos en lo que va de año

Fuente: Consejería de medio ambiente y ordenación del territorio

Ortega participa en Larva con colectivos sociales en la presentación de este pollo y con el que se contabilizan ya 46 los liberados desde el año 2006

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha celebrado hoy en Larva la segunda suelta de un pollo de quebrantahuesos en lo que va de año con una jornada lúdica con colectivos sociales de Larva y municipios cercanos. El delegado territorial, Juan Eugenio Ortega, ha participado en las actividades organizadas y en las que se ha presentado este ejemplar macho, de nombre ´Heli´ y procedente de Austria.

Suelta del Quebrantahuesos

Suelta del Quebrantahuesos

“Con este quebrantahuesos son ya 46 los pollos liberados desde el año 2006, lo que demuestra el excelente trabajo que está realizando la Consejería y la Fundación Gypaetus para la recuperación de esta especie”, ha destacado el delegado en presencia de los alcaldes de Larva, Cabra de Santo Cristo y Huesa – María de los Ángeles Leiva, José Rubio y Ángel Padilla, respectivamente- que también han participado en el acto.

Para sensibilizar a la población local sobre la importancia de preservar esta especie para el mantenimiento de los ecosistemas, la Fundación Gypaetus y la Delegación Territorial de Medio Ambiente ha organizado talleres y expositores informativos para dar a conocer el trabajo realizado en los últimos años para la recuperación del quebrantahuesos.

El sistema elegido por la Consejería para la suelta de este pollo es el de la cría campestre o hacking, una técnica originalmente utilizada en cetrería, para conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse. Para conocer sus movimientos una vez emprenda el vuelo se le ha dotado de un moderno sistema de seguimiento mediante emisores GPS.

46 ejemplares liberados desde 2006
El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos, que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, se inició con motivo de un proyecto de investigación (finalizado en el año 1991) realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en colaboración con la Junta de Andalucía y la Unión Europea, tras la desaparición del último Quebrantahuesos en Andalucía en 1986. En él,  se estudió la viabilidad de reintroducir dicha especie en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, lugar elegido para su ejecución por haber sido el último enclave natural andaluz donde nidificó esta rapaz (1983).

Ya son 46 los ejemplares liberados gracias a esta iniciativa. Todos ellos proceden de la reproducción en cautividad del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP) del que forma parte el Centro de Cría de Guadalentín, gestionado por la Fundación Gypaetus y creado en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la de la Junta. Con él se persigue reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que asegure la supervivencia de las poblaciones europeas de esta rapaz y el éxito del programa andaluz de reintroducción.

Últimas noticias

Las características del hábitat determinan la presencia de parásitos de la malaria aviar en mosquitos

Un estudio liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) señala que la presencia de estos parásitos en mosquitos es mayor a medida que aumenta la distancia a marismas y ríos.
Los resultados, obtenidos tras analizar más de 16.000 mosquitos, muestran una mayor riqueza de linajes genéticos de parásitos de la gripe aviar en zonas naturales frente a las rurales.

Sigue leyendo

El aumento de la temperatura incrementa la cantidad y número de desprendimientos rocosos en alta montaña

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la universidad de Ginebra, Suiza, han documentado como el calentamiento favorece el aumento de los desprendimientos de rocas en alta montaña.

Sigue leyendo