Fotografía ilustrativa del artículo
| 31 Jul 2013

Investigadores del IEO estudiarán la abundancia de boquerón y especies afines del golfo de Cádiz

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) realizará desde el 2 al 13 de agosto en aguas españolas y portuguesas del golfo de Cádiz, a bordo del buque oceanográfico
Cornide de Saavedra, la campaña de investigación oceanográfico-pesquera
ECOCÁDIZ 0813. Esta campaña tiene como objetivo principal la evaluación
acústica y cartografiado de los recursos pelágicos neríticos y de las condiciones oceanográficas y biológicas de la plataforma continental del golfo de Cádiz.

El próximo viernes 2 de agosto comienza la campaña ECOCÁDIZ 0813 que tendrá
como puerto-base de inicio y final el puerto de Cádiz y en ella participarán personal
científico y técnico del IEO de los centros oceanográficos de Cádiz, Murcia y Baleares,
del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de la Consejería
de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, así como alumnos e
investigadores de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de
Cádiz.

La campaña forma parte de las actividades de investigación contempladas en el
proyecto del IEO PELCOSAT-3 (Biología y eco-etología pesquera de las especies de
PELágicos COsteros del Golfo de Cádiz (Región Sur-ATlántica Española, Subdivisión
IXa Sur del ICES)), cuyo investigador principal y también responsable científico de la
campaña es Fernando Ramos Modrego, del Centro Oceanográfico de Cádiz del IEO.
Asimismo el proyecto del IEO DETAC (DEsarrollo de Técnicas ACústicas para
aplicación a pesquerías de pelágicos y otras especies marinas) colabora estrechamente
tanto en la planificación y ejecución de la campaña, como en el proceso de la evaluación
acústica.

Con el ánimo de aprovechar al máximo la plataforma observacional que proporciona la
presente campaña, ésta incluirá este año la realización de una serie de muestreos específicos en la zona costera de influencia de la desembocadura del Guadalquivir. Estas actividades de muestreo están contempladas en el proyecto de excelencia de la Junta de Andalucía ECOBOGUE (ECOlogía de los estadios tempranos del ciclo de vida del BOquerón Engraulis encrasicolus: papel del ecosistema acoplado Estuario del Guadalquivir y su zona de influencia costera en el proceso de reclutamiento de la especie), participado por el IEO y el IFAPA. Dicho proyecto tiene como objetivo general estudiar la ecología de los primeros estadios de vida del boquerón para comprender los mecanismos ecológicos por los que el sistema acoplado estuario del Guadalquivir – zona de influencia costera influye en el proceso de reclutamiento de este recurso en el golfo de Cádiz. Tales muestreos tendrán una especial relevancia para la propia campaña ECOCÁDIZ, ya que permitirían identificar la composición específica presente en ciertas situaciones “acústicas” típicas de la zona, asociadas a la presencia y abundancia del boquerón, que hasta la fecha no han podido ser caracterizadas adecuadamente.

Bajo este esquema, durante ECOCÁDIZ 0813 se prospectarán las aguas de la plataforma
continental (entre los 20 y 200 m de profundidad) comprendida entre el cabo Trafalgar (en aguas españolas del golfo de Cádiz) y el cabo San Vicente (en el Algarve portugués), aguas que corresponden a la subdivisión estadística IXa-Sur del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar). Las campañas de la serie ECOCÁDIZ han sido planificadas desde sus inicios en 2004 como campañas del ecosistema pelágico del golfo de Cádiz, en las que viene haciéndose uso de diversos sistemas de muestreo de variables biológicas y oceanográficas. Así, durante la campaña se utilizarán: ecosonda científica operando en multi-frecuencia para el rastreo acústico; artes de pesca pelágicos para la identificación de la composición específica de los cardúmenes y caracterización biológica de las especies; dispositivos para el muestreo en continuo tanto de los huevos de peces (para delimitación del área de puesta del boquerón) y variables físico-químicas del agua (temperatura, salinidad, fluorescencia) y muestreadores del zoo- e ictioplancton, suprabentos y de variables físico-químicas en la columna de agua. Como viene siendo habitual, esta campaña también incluirá la intervención de un observador a bordo para el censado de predadores apicales del ecosistema pelágico (aves, quelonios y cetáceos).

El Instituto Español de Oceanografía (IEO), es un organismo público de investigación (OPI), dependiente de la Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por siete buques oceanográficos, entre los que destaca el Cornide de Saavedra, el Ramón Margalef y el Ángeles Alvariño. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y, en particular, el Programa Operativo de I+D+i por y para el Servicio de las Empresas (Fondo Tecnológico), participa en la cofinanciación de los buques Ramón Margalef y Ángeles Alvariño, así como en el Vehículo de Observación Remota (ROV) Liropus 2000.

Últimas noticias

Zorzales, codornices y pinzones son más propensos a tener garrapatas

Un nuevo estudio analiza la prevalencia de garrapatas en más de 600.000 aves capturadas a lo largo de 17 años.
Los resultados podrán ayudar a identificar en qué especies se deberían focalizar los esfuerzos de vigilancia de enfermedades zoonóticas.

Sigue leyendo

Una nueva investigación revela por primera vez que las cianobacterias marinas se comunican

La revista Science Advances publica hoy una investigación que da un giro a la forma de entender la cianobacterias, indispensables para el sustento de la vida. El estudio evidencia que estos organismos no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente a través de unos nanotubos que actúan como puente de intercambio entre células.

Sigue leyendo