Los bosques para la salud y el bienestar de los seres humanos


Los bosques proporcionan bienes y servicios, empleo e ingresos quizás a unos 2 500 millones
de personas de todo el mundo. El reconocimiento de la importancia de los bosques para
la seguridad alimentaria y la nutrición ha aumentado notablemente en los últimos años.
Desde la primera Conferencia internacional sobre los bosques para la seguridad alimentaria y
nutricional, que tuvo lugar en 2013, la FAO se ha esforzado por promover una colaboración
intersectorial dirigida al logro simultáneo de la actividad forestal sostenible, la agricultura y la
seguridad alimentaria y la nutrición. Esos esfuerzos han dado lugar a la aprobación, en el 44.º
período de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, celebrado en octubre de
2017, de recomendaciones de políticas para una actividad forestal sostenible que favorezca la
seguridad alimentaria y la nutrición.

La presente publicación va más allá al introducir la salud en las recomendaciones sobre los
vínculos entre los bosques, la nutrición y la seguridad alimentaria. Su objetivo es extender la
colaboración intersectorial a un nuevo conjunto de partes interesadas que son de importancia
vital para liberar el pleno potencial de los bosques para contribuir a un mayor bienestar
humano.